ActualidadArqueología

Barco funerario vikingo descubierto en Noruega

barco funerario vikingo
Imagen aérea de la situación del barco funerario y los diferentes túmulos según el georadar de NIKU

Arqueólogos del NIKU (Instituto Noruego de Patrimonio Cultural) han descubierto un asentamiento funerario en Øyesletta en Kvinesdal. Utilizando las últimas tecnologías de georadar han podido hallar un barco funerario y varios túmulos circundantes.

El Hallazgo

El barco encontrado es una embarcación de 6 remos de entre 8 y 9 metros de largo. Es la primera vez que se encuentra un barco funerario en Kvinesdal. Además los barcos anteriormente encontrados en los yacimientos cercanos nunca habían llegado a estas proporciones, siendo barcos mucho más pequeños. 

Además del barco funerario se han encontrado otros muchos túmulos, lo que nos lleva a la confirmación de que el asentamiento fue un gran cementerio. Esta teoría estaba prácticamente confirmada pero no se había encontrado hallazgos que la sostuvieran. Los elementos funerarios de estos asentamientos fueron completamente devastados por la incorporación de nuevas maquinarias y metodología en cuestiones de agricultura. 

Los arqueólogos son optimistas, y consideran que aún pueden encontrar muchos vestigios de la época en la que este cementerio estuvo en uso. Según los restos hasta ahora encontrados se considera que dichas fechas comprenden desde el año 0 hasta el año 500 d.C.

Los barcos funerarios como ritos fúnebres

Los Vikingos utilizaron este rito durante el final de la edad de hierro, el periodo Vendel y la edad vikinga. Este rito funerario no era muy habitual, ya que posiblemente estaba reservado a las élite, según los pocos restos encontrados. 

En otros asentamientos se ha encontrado esta tradición unida al rito de la cremación, pero no siempre se han dado estas circunstancias. Lo que parece estar claro es que suele estar acompañado de un ajuar, en el que suelen incluirse armas y herramientas. Pero no sabremos que encontraremos en este yacimiento hasta el inicio de las excavaciones. 

A través de la imágenes del georadar, se puede ver el barco funerario (amarillo) enterrada bajo un túmulo circular (rojo). El área de color marrón se correspondería con una cámara fúnebre con los restos del difunto y su ajuar. – © Imagen: NIKU

El Georadar

La generación de imágenes por georadar en cuestiones de Arqueología es uno de los métodos de investigación más pioneros y con mayores beneficios. Este método, que lleva probando su valía desde hace unos años, contribuye principalmente a la reestructuración de presupuestos, evitando los costes de excavación en casos no concluyentes, cuestiones medioambientales, evitando la destrucción del entorno o posibles restos arqueológicos y aceleración de tiempos, ya que no es necesario la prospección para señalar el lugar del hallazgo. 

Equipo Niku y colaboradores con su georadar. © Imagen: NIKU

Jani Causevic, arqueólogo de NIKU, comenta: “el uso del georadar nos brinda la oportunidad de explorar y documentar la historia cultural a través de métodos nuevos y emocionantes.”

Sobre el autor

Artículos

Co-fundadora del Hereje, Beatriz de la torre es licenciada en Bellas Artes y doblemente post graduada en "Tecnologías interactivas y fabricación digital" y "Administración y gestión de empresas".
Artículos relacionados
ActualidadArqueología

El Galeón San José, un tesoro oculto desde 1708

Nuevas imágenes a 1km de profundidad bajo el mar Caribe, desvelan el tesoro Español oculto bajo las agua del Galeón San José.
Seguir leyendo
ActualidadArqueología

Vikingos & Marfil: Un comercio más global de lo que se pensaba

Desde la explotación de marfil de morsa en Groenlandia, hasta su venta en Europa y Asia. Así era la red intercontinental vikinga.
Seguir leyendo
ActualidadArqueología

El calendario maya más antiguo descubierto

El calendario maya podría haberse empezado a utilizar mucho antes de lo que creíamos. O al menos eso nos dice el último descubrimiento…
Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.